Saltar al contenido

Causas de la Guerra Fría

Desde el final de la Segunda Guerra Mundial hasta los primeros años de la década de 1990, la Guerra Fría fue sin lugar a dudas uno de los eventos históricos más importantes del siglo XX. ¿Cuáles fueron las causas de esta Guerra Fría? ¿Qué motivos hubo? ¿Y motivaciones? ¿Se podría haber evitado?

Todas estas preguntas y más serán respondidas de una forma muy detallada y simple. Es cierto que la Guerra Fría puede fácilmente llamarse más que guerra, competencia entre EEUU y la Unión Soviética, aunque su nombre oficial sea guerra.

Pero antes de indagar en profundidad en las causas de la Guerra Fría, debes de saber algo: No es la primera “Guerra Fría” que hemos vivido, de echo, estamos viviendo diferentes Guerras Frías.

Por algo muy simple, si analizamos cómo fue esa “guerra” nos damos cuenta de que se acerca más a una competencia entre superpotencias que a una guerra. Y hoy, ¿Qué superpotencia no compite con otra? Para viajar a Marte, nuevos descubrimientos, etc.

Causas de la Guerra Fría

Los historiadores han identificado varias causas que llevaron al estallido de la Guerra Fría, entre ellas: las tensiones entre las dos naciones al final de la Segunda Guerra Mundial, el conflicto ideológico entre Estados Unidos y la Unión Soviética, la aparición de armas nucleares y el temor del comunismo en los Estados Unidos.

Primera causa de la Guerra Fría: Tensiones entre las superpotencias

Ya en la propia Segunda Guerra mundial, los propios combatientes de la Guerra Fría entre ellos (aliados) tuvieron sus más y sus menos.

La alianza estadounidense-Inglaterra y la Unión Soviética era un cúmulo de tensiones que se sabía que tarde o temprano iban a explotar. Afortunadamente, explotó después de la Segunda Guerra Mundial.

¿Qué mundo habríamos tenido? Alemania VS Unión Soviética Vs Reino Unido y EEUU más los diferentes aliados. ¿Habría quedado mundo? Sigamos…

En la Segunda Guerra Mundial, la Unión Soviética bajo el mando de Joseph Stalin creó una alianza muy poderosa, con Gran Bretaña, EEUU y Francia. Esta alianza luchaba contra la Alemania nazi, Italia y Japón.

La alianza era simple: Acabar con los regímenes fascistas en Europa. No obstante, el 30 de Abril de 1945 Adolf Hitler se suicido, Japón aguantó hasta Agosto de ese mismo año y ese fue el fin de la Segunda Guerra Mundial.

Pero en las etapas finales de la Segunda Guerra Mundial, la alianza soviética y EEUU empezó a deshacerse de una forma preocupante.

Se demostró la incompatibilidad de ambas naciones en numerosas ocasiones, pero la principal causa de una relación rota y el comienzo de una nueva guerra fue mediante una conferencia.

¿Fue una conferencia la principal causa de la Guerra Fría?

Quizás te estés haciendo esa pregunta, pero… La respuesta es “no, pero”. Es decir, la principal causa de la Guerra Fría fue la total y absoluta incompatibilidad entre EEUU y la Unión Soviética, ya no solo a nivel ideológico, sino sobre todo a nivel ego.

Es decir, EEUU y la Unión Soviética son dos gallos de corral, lo fueron antes, y lo siguen siendo ahora. ¿O ves muy buena relación entre EEUU y Rusia? Si viven compitiendo.

¿No te dije que seguimos en Guerra Fría? Solo que ahora (afortunadamente) hay limites y obligaciones en forma de leyes, cosa que antes, no pasaba.

Que la conferencia de la que hablaremos no fuese el principal motivo de la Guerra Fría no significa que no tuviese su importancia, concretamente tiene la importancia de ser el principal motivo por el que estalló la Guerra Fría.

Hablamos de la Conferencia de Yalta junto a la Conferencia Potsdam, ambos eventos fueron tan importantes como históricos en la etapa final de la Segunda Guerra Mundial y a su vez, fueron el comienzo de la Guerra Fría.

La Conferencia de Yalta tuvo lugar del 4 al 11 de febrero de 1945 y fue una reunión en tiempo de guerra de los líderes aliados, entre ellos: Franklin D. Roosevelt ,  Winston Churchill y Joseph Stalin. 

La reunión tuvo lugar cerca de Yalta, que ahora es una ciudad en Crimea, Ucrania. El propósito de la conferencia era que las tres potencias aliadas comenzaran a discutir cómo reorganizar Europa una vez que Adolf Hitler y la Alemania nazi fueran derrotados. 

Es cierto que en aquella Segunda Guerra Mundial aún no había terminado de forma oficial, pero los aliados ya eran conscientes de que era cuestión de tiempo que la Guerra ya iba a ser ganada.

Una vez terminada la Guerra, la esperanza y el pretexto era muy sencillo: Que los tres líderes llegasen a un acuerdo de cómo dividir a Europa tras la Guerra.

Conferencia de Yalta

No obstante, la Conferencia de Yalta fue quien puso de forma oficial la división entre Stalin y los otros dos lideres.

Ningún líder confiaba en Stalin y Stalin estaba muy resentido con los otros dos lideres ya que según el líder soviético, retrasaron la invasión de Normandía y la invasión aliada de Italia para que el ejercito soviético luchase solo contra la Alemania Nazi. Y a decir verdad, Stalin no estaba muy lejos de la realidad.

Conferencia de Potsdam

La Conferencia de Potsdam tuvo lugar del 17 de julio al 2 de agosto de 1945 y fue una reunión en tiempo de guerra de los líderes aliados, incluidos:  Harry S. Truman , Winston Churchill y Joseph Stalin. 

Truman acababa de reemplazar a Franklin D. Roosevelt como presidente de los Estados Unidos después de su muerte. 

Tal reunión se hizo en Potsdam, una zona que estaba totalmente controlada y asegurada por los Aliados de Alemania. ¿El propósito de esta conferencia? Que las tres potencias aliadas empezaran a discutir cómo utilizarían la derrota de los nazis.

También otro de los motivos fueron de cómo sería el mundo después de esta Guerra. Aunque a decir verdad, la Segunda Guerra Mundial en el pacífico aún no estaba zanjada, pero los aliados eran conscientes de que el final estaba cerca, tan cerca como la rendición de Japón.

La esperanza era que los tres líderes pudieran ponerse de acuerdo sobre cómo manejar los problemas mundiales después de que terminara la guerra, incluidos: los problemas del tratado de paz y los efectos de la guerra. 

También, fue en la Conferencia de Potsdam donde Truman informó a Stalin del programa de armas atómicas estadounidense (Proyecto Manhattan) y que los estadounidenses habían desarrollado la primera bomba atómica del mundo. 

Cabe destacar que la Conferencia de Potsdam ahora también se ve como un evento importante en la Guerra Fría, porque destacó la división entre Stalin y los otros dos líderes similar a la anterior Conferencia de Yalta. 

La conferencia donde hubo desunión entre EUU y los Soviéticos

Además, en esta conferencia fue donde se creó una profunda división entre EEUU y la Unión Soviética.

Truman sospechaba de forma radical sobre Stalin y sus intenciones, Stalin le pasaba igual con Truman.

Estados Unidos bombardearía Hiroshima pocos días después de que terminara la conferencia y la Segunda Guerra Mundial terminaría en unas pocas semanas, mientras que la Guerra Fría apenas comenzaba.

Como tal, muchos historiadores ven las Conferencias de Yalta y Potsdam como el comienzo de la Guerra Fría, ya que destacaron la creciente desconfianza y tensiones entre Truman de los Estados Unidos y Stalin de la Unión Soviética.

Segunda causa de La Guerra Fría: Los Brazos Nucleares

La siguiente causa de la Guerra Fría fue la aparición de armas nucleares. Como hemos mencionado, la Segunda Guerra Mundial finalizó en Mayo de 1945 con la derrota de los nazis, aunque de forma oficial no terminó hasta que sus aliados fueron derrotados, es decir, el último en aguantar fue Japón. Aguantó hasta Agosto de 1945.

EEUU desarrolló armas atómicas en los últimos años de la guerra, lo hizo de forma secreta con un proyecto conocido como “Proyecto Manhattan”.

El bombardeo atómico a Japón dio comienzo a una nueva era, la era por la carrera de armas nucleares y en esa carrera competían dos aliados: EEUU y los Soviéticos.

Cuando la Guerra Fría comenzó, EEUU era la única nación del mundo que tenía armas atómicas, es decir, la Unión Soviética no podía militarmente ni competir ni desafiar a los EEUU, por ello decidieron trabajar por la creación de sus propias armas atómicas.

En agosto de 1949, la Unión Soviética realizó una prueba de su primera bomba atómica con el nombre en código «Primer encendido». Estos primeros años fueron importantes para las crecientes tensiones y la ira entre las dos superpotencias. Debido al desarrollo de armas nucleares, las dos naciones no confiaban una en la otra. 

Como resultado, cada una de las naciones pasó las primeras décadas de la Guerra Fría desarrollando grandes arsenales de armas nucleares. En la década de 1950, cada país había desarrollado suficientes armas nucleares como para destruir al otro país. 

Un desarrollo crucial en las causas de la Guerra Fría

Hay que destacar que el desarrollo de armas nucleares fue un aspecto de una importancia muy destacable en la Guerra Fría. Ya que ambos arsenales actuaban como el medio de defensa más efectivo de su armamento militar.

Cada nación se vio disuadida de ir a la guerra con otra, o de una escalada de tensiones, debido al temor de una guerra nuclear. Los historiadores se refieren a esta idea como Destrucción Mutua Asegurada (MAD) ya que cualquier escalada a la guerra podría resultar en la destrucción total de ambos países. 

Tercera causa de la Guerra Fría: Ideologías

La tercera causa de la Guerra Fría fue el conflicto ideológico, EEUU y la Unión Soviética eran noche y día en el factor ideológico.

En aquel entonces, la Unión Soviética era una nación comunista basada en el socialismo y EEUU era una nación demócrata que se basaba en el capitalismo.

Esto significa que la Unión Soviética se ubicó en el extremo izquierdo del espectro económico, mientras que Estados Unidos se ubicó en el lado derecho.

 Esta diferencia de ideología fue una fuente importante del conflicto entre las dos naciones porque a lo largo de la Guerra Fría, la Unión Soviética buscó expandir el comunismo a otras regiones y Estados Unidos buscó detenerlo con su política de contención. 

Como tal, mucha gente ahora ve la Guerra Fría como un conflicto de los lados izquierdo y derecho del espectro, entre otras cosas.

Cuarta causa de la Guerra Fría: El miedo

La cuarta y última causa de la Guerra Fría fue el miedo estadounidense a que el comunismo se pudiese expandir en todo el mundo.

Como se mencionó, hubo gran conflicto ideológico entre ambas superpotencias, sobre todo al comienzo de la Guerra Fría.

EEUU que por aquel entonces era dirigido por Harry S. Truman, temía que el comunismo a nivel ideológico se extendiese por toda Europa y después al resto del mundo.

En un discurso en 1947 sobre la crisis que enfrentan ambos países, Harry S. Truman declaró:

Creo que debe ser la política de los Estados Unidos apoyar a los pueblos libres que se resisten a los intentos de subyugación por parte de minorías armadas o presiones externas. Creo que debemos ayudar a los pueblos libres a elaborar sus propios destinos a su manera. Creo que nuestra ayuda debe ser principalmente a través de la ayuda económica y financiera, que es esencial para la estabilidad económica y los procesos políticos ordenados..» 

En este pasaje, Truman promueve la idea de que Estados Unidos debería apoyar financieramente a las dos naciones para evitar que se vuelvan al comunismo. 

Esta política exterior hizo que Estados Unidos entrara en conflicto con la Unión Soviética al intentar frustrar el expansionismo soviético.